Fútbol Americano en estado puro
Wildcats vs Capitals



 



Un domingo de fútbol americano supone el encuentro sagrado y genuino de una familia espiritual. Aquellos que vuelcan una ardiente y noble furia en pos de una ansiada hazaña inimaginable, que cobra sentido en cada momento en que uno postra sus tacos en el campo de juego. Las palabras trascienden al instante en que la vivencia adquiere una realidad auténtica digna de ser narrada. En ello me posiciono y a ello me encomiendo con todo mi corazón pues creo firmemente en la inmensa comunidad que aglutina el futbol americano, creo en mi equipo los Wildcats de Majadahonda, creo en mi familia y por ende creo en mí.




Aquel domingo no iba a ser un domingo cualquiera, iba a ser efectivamente la gran hazaña que vengo trayendo en estas líneas y que tanto ansiábamos que fuera. La lluvia impregnaba las corazas de intensa gloria en suelo vallecano. No somos un equipo de enormes cualidades físicas, todos y cada uno asumimos una identidad colectiva humilde y ganadora, reflejando a cambio un gran carácter, pasión y disciplina.


El inicio del juego supuso la gran apertura en el marcador con una inesperada lesión. Lesión indeseada, que a cambio iluminó el merecido aliciente que significa volcarnos en honor del compañero. Con ello fuimos adelantando el marcador al mando de nuestro Head-Coach, nuestro Quaterback con el coraje que tanto les identifica y que eleva la ya de por si entregada valía del juego de equipo. A pesar de las decisivas acometidas de nuestros Running backs, de toda la línea, en definitiva, de nuestro potente conjunto ofensivo, el resultado se iba volviendo más y más ajustado. Capitals es un equipo constante, valioso y al que tuvimos que enfrentar con gran tesón una superioridad numérica más que evidente. Supimos asumirlo como si de un trampolín se tratara, y ello nos brindó la sufrida victoria que se sentenció con la heroica carrera de nuestro Cornerback, acolchada con una equilibrada y orquestada dinámica de bloqueos igualmente intrépida. Este encuentro nos dejó igualmente una vertiente de aprendizaje muy necesaria, que en lo sucesivo seguiríamos moldeando en los entrenos.


     



Texto de
José Manuel García Bustos
6 de abril de 2018
 

Allí estaré

“Viviendo el deporte en primera persona”

“Inmortalizando esos fugaces e intensos momentos de esfuerzo humano”


Más fotografía con pasión en



"Pasión por el Fútbol Americano"